Homeland

Temporadas

En el primer episodio de la serie, un soldado, rescatado después de ocho años como rehén en Afganistán, vuelve a casa como héroe de guerra.

Carrie recibe nueva evidencia electrónica de un agente que trabaja de incógnito mientras no saca la vista de los videos de vigilancia en la casa de Brody, que revelan a un hombre que lucha con sus recuerdos traumáticos y resiste la presión de convertirse

A pesar de sus dudas, la familia Brody se prepara para salir en una entrevista exclusiva por televisión. En la CIA, Carrie y su equipo se acercan a la conspiración de Al-Qaeda para financiar un ataque terrorista en Estados Unidos.

Los poderes políticos tienen grandes planes para Brody, pero su conducta errática reciente amenaza su estatus de personaje adorado por la prensa. Carrie se desespera por encontrar pruebas que vinculen a Brody con Abu Nazir.

Brody se enfrenta al único sobreviviente de los insurgentes que lo tuvieron cautivo, lo que lleva a Carrie a pensar que esto podría probar de una vez por todas que ella tenía razón.

Tambaleándose después de perder a los actores clave de la conspiración de Nazir contra Estados Unidos, la CIA ordena realizar poligrafías a todas las personas que estuvieron en contacto con ellos, incluyendo a Brody.

La relación entre Carrie y Brody se complica cuando van al campo a pasar el fin de semana. Mientras tanto, Mike y Jessica se enfrentan a las consecuencias de la verdad sobre su relación y Saul atrapa a Aileen cuando trata de escaparse a México.

Cuando Carrie y Saul se enteran por el noticiero que Walker está vivo, la comunidad de inteligencia no se pone de acuerdo sobre cuál es la mejor manera de capturarlo. Por su parte, Brody se entera de una alarmante verdad sobre su cautiverio.

Después de sus intentos de cortar lazos con Abu Nazir, Brody se encuentra reviviendo su cautiverio y vuelve a comprometerse con su misión. Carrie se encuentra en medio de una pesadilla de relaciones públicas luego del tiroteo en la mezquita.

Contactan a Brody para que se postule a una vacante dejada por el desacreditado congresista Richard Johnson en la Cámara de Diputados. Mientras tanto, Carrie y Saul identifican al contacto de Tom Walker en Washington DC.

Luego de la explosión, Saul encuentra a Carrie hospitalizada y maníaca, pero se da cuenta de que sus teorías caóticas tienen algo de valor.

Mientras Carrie está casi en estado catatónico y postrada en cama, Saul investiga las perturbadoras implicancias de su línea cronológica.

Meses después de los dramáticos sucesos que hicieron que Carrie se sometiera a una terapia electroconvulsiva, la ex oficial de caso de la CIA encontró algo de paz gracias al cariñoso cuidado de su familia, en los suburbios.

Carrie regresa de mala gana a Beirut en una operación que podría significar el fin de Abu Nazir.

Los resultados de la misión de Carrie en Beirut la llevan a creer que se reunirá con la CIA. Por otro lado, Brody descubre que un fabricante de bombas está en una lista de observación y en peligro inminente de ser arrestado.

Después de un intercambio de información secreta con Saul, Estes, atónito, autoriza una operación encubierta siguiendo la inteligencia recuperada en Beirut, pero no sin poner a su propio agente de confianza a cargo.

Brody se encuentra prisionero otra vez, aunque ahora en suelo americano. Entretanto, Carrie se ve obligada a pasar a segundo plano luego de haber hecho una decisión apresurada en el hotel mientras Estes está ocupado cubriendo huellas.

La visita de Dana al hospital resulta chocante. Por otro lado, el interés de Faber en Tom Walker llama la atención de la CIA. Y Brody se compromete a unirse a Carrie y Quinn para evitar un ataque contra los Estados Unidos.

Alterados por la reciente emboscada, Carrie y su equipo se esfuerzan para retomar el control de su operación, mientras Brody y su familia asisten a una lujosa gala de beneficencia en un criadero de caballos de Virginia.

Miente por Carrie. Miente por Roya. Y todavía le miente a Jessica. Brody va en camino al colapso tratando de mantener claras complicadas alianzas.

Con la intención de aclarar sus prioridades, Brody hace un llamado telefónico necesario antes de que todo comience a descontrolarse vertiginosamente. Saul trabaja junto con Virgil y Max para encontrar información sobre uno de los suyos.

Saul conversa con un viejo amigo y descubre pruebas de las actividades secretas de Estes. Brody y el vicepresidente Walden no se ponen de acuerdo sobre el futuro de su relación política mientras que Dana y Finn logran aceptar sus propias diferencias.

Peligrosamente cerca del agotamiento, Carrie sigue persiguiendo a Nazir, aunque ahora sus sospechas se dirigen hacia adentro de la propia Agencia.

Después de los dramáticos acontecimientos de la fábrica, Carrie debe decidir qué es lo que realmente quiere. ¿Quiere volver a la CIA –con un ascenso, sin duda– o una vida muy diferente?

Tres meses después del "segundo 11 de septiembre", el supuesto autor sigue en libertad. Mientras, Saul planea contraatacar a los terroristas, pero sus esfuerzos por revivir la CIA se ven amenazados cuando Carrie es investigada por el Senado.

Para localizar a los responsables del ataque en Langley, Saul recluta a un improbable experto. Mientras tanto Quinn, preocupado por el daño colateral de una misión reciente, intenta tomar el asunto en sus propias manos.

Cada vez más desesperado, Nicholas Brody regresa a su fe en busca de guía. De vuelta en Washington, Carrie intenta comunicarse con Saul cuando un misterioso hombre le ofrece su ayuda, pero a un gran costo.

Carrie descubre que la CIA, incluso en la situación en la que está, puede ejercer poder cuando lo necesita. Dana Brody deserta, lo que obliga a Jessica a ir con la policía. Y Saul y Fara siguen el rastro del dinero hasta un lugar inesperado.

En Washington, Carrie pone su misión en riesgo para hacer un favor. Mientras tanto, Saul se ve obligado a codearse con su adversario, el senador Lockhart, en un viaje de caza.

Carrie contraataca al autor intelectual del atentado de Langley, pero la contratación de uno de los más poderosos agentes de Irán tiene consecuencias peligrosas. Mientras, Saul se esfuerza por mantener a raya al senador Lockhart.

Con su viejo adversario en custodia, Saul hace una apuesta crucial. Carrie y Quinn luchan por contener una investigación de la policía local. Mientras, el matrimonio de Mira se encuentra en una encrucijada.

Una vez que la nueva información sale a la luz, Carrie y Quinn persiguen a un sospechoso clave en el atentado de Langley. Saul se ocupa del contragolpe político, mientras Fara descubre el daño que un trabajo de inteligencia puede hacer.

Carrie se reúne con Brody, pero las circunstancias son más difíciles de lo que ambos podían imaginar. Mientras, Saul consigue un triunfo de un lugar inesperado, y Dana lucha con su nueva vida lejos de casa.

Brody emprende una misión de alto riesgo, pero su frágil estado amenaza la operación entera. Quinn hace un incómodo descubrimiento sobre Carrie, mientras que una repentina crisis obliga a Fara a reunirse con el equipo.

La lealtad de Brody a la misión flaquea cuando conoce a un fantasma de su pasado. Mientras, la confirmación de Lockhart se acerca, y Saul se asoma al precipicio entre el éxito y el fracaso.

A medida que las fuerzas de seguridad se acercan a Brody y a Carrie, Brody lucha por encontrar redención. Mientras, Saul planea una misión de rescate desesperada.

Como jefe de la CIA de la estación en Kabul, Carrie toma una decisión crucial. De regreso en los Estados Unidos, Saúl lucha por adaptarse a su nuevo rol en el sector privado.

Una investigación oficial lleva a Carrie de regreso a Estados Unidos, donde lucha con su ambivalencia hacia la maternidad. Por otro lado, Quinn se sale de control, mientras un exoficial revela nueva información inquietante.

Carrie establece una delicada alianza con su contraparte de los servicios de inteligencia de Pakistán. Por otro lado, Fara no consigue reclutar a un agente clave, lo que obliga a Carrie a intervenir.

La agente de la CIA Carrie Mathison juega con sus propias reglas para proteger a Estados Unidos de ataques terroristas. Ahora, con un bebé para criar, Carrie se ve forzada a tomar decisiones difíciles sobre el rumbo que llevará su vida.

La agente de la CIA Carrie Mathison juega con sus propias reglas para proteger a Estados Unidos de ataques terroristas. Ahora, con un bebé para criar, Carrie se ve forzada a tomar decisiones difíciles sobre el rumbo que llevará su vida.

La agente de la CIA Carrie Mathison juega con sus propias reglas para proteger a Estados Unidos de ataques terroristas. Ahora, con un bebé para criar, Carrie se ve forzada a tomar decisiones difíciles sobre el rumbo que llevará su vida.

Lockhart llega justo cuando la investigación de Carrie se complica.

Carrie organiza una operación de último recurso. Mientras, Lockhart y Martha detienen al servicio de inteligencia pakistaní.

Carrie improvisa para salvar su misión. Por otro lado, la CIA está cerca de descubrir una filtración.

La violación de la seguridad en la embajada tiene consecuencias de largo alcance.

Carrie pone su vida en riesgo para sacar a su equipo de Pakistán.

De vuelta en Estados Unidos, Carrie y Saul investigan lo que ella vio en Islamabad.

Un soldado americano a quien se creía muerto en Irak regresa después de diez años de su desaparición. Pero después de que se calma el entusiasmo por su vuelta a casa, surgen sospechas de si es realmente un héroe estadounidense o parte de una célula.

Carrie y Düring visitan un campo de refugiados. Saúl y Allison están en desacuerdo. Y Quinn se queda en la misión.

Jonas y Carrie reviven su pasado. Quinn acecha a su presa.

Carrie investiga quién en la CIA quiere eliminarla. Por otro lado, Saul y Allison planean una operación para derrocar al presidente de Siria.

Allison, como doble agente, manipula a Saul para que sospeche de Etai. Por otro lado, aunque su condición empeora, Quinn se niega a recibir ayuda médica para no perjudicar a Carrie.

Carrie intenta convencer a un reacio Saul de que los rusos infiltraron la operación. Por otro lado, enterada de que Quinn podría estar muerto, Carrie acude a Düring para que la ayude a desaparecer.

Después de recibir información de un contacto en Irak, Carrie decide seguir el rastro de Ahmed Nazari, un miembro corrupto del gobierno iraquí. Mientras, Saul le revela información vital a Allison.

Carrie necesita la ayuda de Allison para encontrar a Ahmed Nazari. Por otro lado, los planes de Quinn cambian cuando empiezan a sospechar de él.

La CIA y la BND hacen una jugada para que Allison quede en evidencia, mientras Quinn llega a un descubrimiento aterrador.

Carrie y Saul están convencidos de que Allison es culpable. Mientras, Bibi Hamed publica un video que muestra los efectos del gas sarín en una víctima. Para horror de Carrie y Astrid, la víctima del video es Quinn.

Carrie y Saul miden costos y beneficios de sacar a Quinn de su coma inducido para ver qué sabe sobre el próximo ataque terrorista. Por otro lado, Allison recibe su última misión del servicio de inteligencia ruso.

Mientras Quinn agoniza en el hospital, Carrie se enfrenta a Qasim en los túneles del tren. Por otro lado, Allison huye después de engañar al servicio de inteligencia alemán.

Carrie y Franny viven en Brooklyn, donde Carrie trabaja como abogada de musulmanes estadounidenses. Dar y Saúl informan al presidente electo Keane. Quinn lucha con sus nuevas circunstancias.

Carrie y Reda luchan por su cliente, mientras Quinn lucha contra su nueva vida. Saul y Dar sospechan que Keane tiene un secreto.

Saul va a Abu Dhabi. Carrie entrega malas noticias. Quinn presiente algo.

Mientras Carrie logra manejar a su cliente, el viaje de Saúl da un giro. Quinn continúa investigando.

La presidenta electa Keane es dejada de lado. El trabajo de Carrie la sigue hasta su hogar.

Carrie va tras una pista, mientras Saúl se encuentra con un viejo amigo. Keane toma una postura.

Carrie recibe malas noticias. Saul hace un plan. Quinn acepta su situación.

Carrie y Saul le presentan evidencia a Keane. Quinn sigue una huella.

Carrie toma un descanso. Keane hace un plan. Max va de encubierto.

Dar juega su mano. Quinn recuerda su pasado.

Keane y Saul unen fuerzas para acabar con la campaña de desinformación diseñada para desacreditar a la presidenta electa. Las cosas llegan a un punto crítico en la casa de la bandera entre Carrie y Quinn. Max es detenido por Dar Adal.

Dar siente que su plan se le va de las manos y lucha por recuperarlo. Saul y Keane tratan con las consecuencias de su entrevista con O'Keefe. Carrie se da cuenta de algo, ella y Quinn deben actuar con rapidez para salvar a la presidenta electa.